diciembre 11, 2005

Y uno aprende

Después de un tiempo,uno aprende la sutil diferencia entre sostener una manoy encadenar un alma, y uno aprende que amar no significa acostarse,y una compañía no significa seguridady uno empieza a aprender...
Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes...y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.
Y después de un tiempo, uno aprende que, si es demasiado, hasta el calorcito del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma,en lugar de esperar que alguien le traiga flores.Y uno aprende que realmente puede aguantar,que uno es realmente fuerte,que uno realmente vale, y uno aprende y aprende...,
y con cada día uno aprende...
J. L. Borges
Posted by Picasa

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No siempre aprendemos de nuestros errores, muchas veces pecamos de los mismos. Pero hay que estar abiertos. Cada amistad hay que ganarselas y cuesta mucho aprender que no hay nada definitivo en esta vida que una caricia es diferente para cada persona. Que tenemos que aprender de cada persona a saber tratarla que no todos somos iguales y reaccionamos de las mismas formas. Todos los días aprendo algo mas intento escuchar para ser escuchado y leer para ser leido. El día que me acueste sin saber algo más ese día será una frustración.
Susi no cambies, eres única y por eso te quiero cada día mas.
Besines....

Salón de sol dijo...

Susana

Que foto más bonita la que ilustra tu post, me gusta coger de la mano, es un gesto de cariño muy tierno. Los niños van de la mano de sus padres, los amigos, los novios, los abuelos... Hay confianza y amor en ese gesto tan universal.
Uno aprende a querer a los demás, queriendose primero.
Besos cogidos de la mano...
Helena.