febrero 20, 2006


















Que me dibujaras un paisaje,

que me cantaras sin palabras,

te pediría...


En un cartel indicador, que me pintaras

tu nombre y una flecha que me guiara...


Ya no sé si es que mi pecho late

cual mecánico ingenio o está averiado...


Hasta la fecha nadie me ha tomado de la mano para mostrarme


el sabor de lo perfectamente inútil...

3 comentarios:

Salón de sol dijo...

Y hay cosas que aunque inútiles, nos hacen tan felices...
Como el arco iris que vimos, viniendo el domingo desde Córdoba.
Siete besos de siete colores...
Helena.

TIFY dijo...

hello..!! que lindo y post ybueno he mirado mas y que lindo blog, me encanta tu buena energia, la naturaleza es armonia divina, sinfonia maravillosa que invita a leerte esta escritura..
saludos

MrMann dijo...

bonito :-)