junio 24, 2006

el tren de la vida...


Ayer termine de leer un libro que comparaba la vida con un viaje en tren.
Una comparación extremadamente interesante cuando es bien interpretada.
Interesante, porque nuestra vida es como un viaje en tren, llena de embarques y desembarques, de pequeños accidentes en el camino, de sorpresas agradables, con algunas subidas y bajadas tristes, conoceremos interesantes personas durante la larga travesía,
entre ellos nuestros familiares, amigos y amores.
Muchos de ellos solo realizaran un corto paseo, otros estarán siempre a nuestro lado, compartiendo alegrías y tristezas. En el tren, también viajaran personas que andarán de vagón en vagón para ayudar a quien lo necesite.
Muchos se bajaran y dejaran recuerdos imborrables.
Otros, en cambio, viajaran ocupando asientos, sin que nadie perciba que están allí sentados.
Es curioso ver como algunos pasajeros a los que queremos deciden sentarse alejados de nosotros, en otros vagones. Eso nos obliga a realizar el viaje separados de ellos.
Pero eso no nos impedirá, aunque tal vez con alguna dificultad, acercarnos a ellos.
Lo difícil es aceptar que, a pesar de estar cerca, no podremos sentarnos juntos, pues muchas veces otras son las personas que los acompañan.
Este viaje es así, lleno de atropellos, sueños, fantasías, esperas, llegadas y partidas.
Sabemos que este tren solo realiza un viaje, el de ida.
Tratemos, entonces, de viajar lo mejor posible, intentando tener una buena relación con todos los pasajeros, procurando lo mejor de cada uno de ellos, recordando siempre que, en algún momento del viaje, alguien puede perder sus fuerzas y deberemos entender eso.
A nosotros también nos ocurrirá lo mismo;
seguramente alguien nos entenderá y ayudará.
El gran misterio de este viaje es que no sabemos en cual estación nos tocara descender...asi que disfrutemos la travesía...mientras dure.

8 comentarios:

J-vol dijo...

Coñio!! que bonico lo de las "marisoplas" en el cursor...ñoño pero bonico...jejejeje. Besos!!!

Susana y otra perspectiva dijo...

Hola Tocaya: te copié lo del cursor con animación. Está muy bueno.
Interesante tus reflexiones sobre "el tren de la vida". A veces también sucede que nos sacan a patadas de algún vagón. Y bueno, nos subimos al siguiente o esperamos en la estación hasta que pase el próximo tren. Las alternativas de ests viaje da para que cada uno de nosotros escribamos un libro. Me queda la idea dando vueltas. Gracias. Buena semana. Desde el otro lado del Atlántico, te mando saluditos

MentesSueltas dijo...

La vida es un viaje de ida, estación que pasó... no vuelve...

Un abrazo

MentesSueltas

CARLOS dijo...

Donde se venden boletos para el tren del amor libre,la alegria, los sueños y la paz? en el tren de la vida los naufragos nos quedamos en la via.

makuneros dijo...

de vuelta!
y ya te he enlazado!
http://makuneros.blogspot.com/

Payasetesetesetillo dijo...

Teatro del payaso

susana dijo...

clownsetillo jaja como no se quien eres jajaja pues gracias por el video, me reí mucho, besos su

edharris dijo...

Pues si, a veces nos montamos en trenes que no nos convienen, y otras vez se nos van delante de nuestras narices y no podemos hacer nada para evitarlo...

Creo que hay que disfrutar el viaje como dices, y mirar el paisaje, disfrutar el momento, y no agobiarse con viajar en otro momento, sino en el que nos ha tocado vivir.