febrero 20, 2007


Son las cuatro y veinte de la madrugada, no puedo dormir...necesito recordar algo que escribí aquí, hace unos meses, necesito decírmelo en voz alta...

Aprendiendo:
De fracasar y volver a comenzar.
De seguir un camino y tener que torcerlo.
De encontrar el dolor y tener que afrontarlo.
A eso , no le llames adversidad,
llámalo sabiduría...
De fijarte una meta y tener que seguir otra.
De huir de una prueba y tener que encararla.
De planear un vuelo y tener que recortarlo.
De aspirar y no poder, de querer y no saber,
de avanzar y no llegar.
A eso no le llames castigo,
llámalo aprendizaje.
De pasar dias juntos radiantes.
Dias felices y dias tristes.
Dias de soledad y dias de compañia.
A eso, no le llames rutina,
llámale expericiencia...
Da gracias a la vida
por la experiencia
por la sabiduria,
por el aprendizaje
y porque tus ojos miran
y tus oidos oigan.
Y tu cerebro funcione, y tus manos trabajen.
Y tu alma irradie, y tu sensibilidad sienta.
Y tu corazón...ame

Vive Lee Recibe
Sueña Baila
Rie
Trabaja Ama Comparte
Aprende Relajate
Siente Disfruta
¡¡ ESTAS VIVO!!

16 comentarios:

Conciencia Personal dijo...

Susy:

De regreso, parece que Conciencia Personal ya funciona. Gracias por tu apoyo.

Sin lugar a dudas, la mejor universidad es la vida, esa universidad no expide títulos, expide aprendizaje y enseñanza gratuíta.

Un abrazo de bienvenida, Monique.

TOROSALVAJE dijo...

Hola Susana.

Espero que tu desvelo sólo obedezca al café.

Que bonito es lo que escribiste.

Besos.

Sincronie dijo...

Me quito el sombrero con tus palabras, están cargadas de sabiduría.

Un beso.

Brisa Marina dijo...

Esa es una clara prueba que sigues y sigues creciendo, tu aprendizaje no cesa ni en horas de sueño!!!!
Un fuerte abrazoooo

SOMEZING dijo...

palabras sabias, esperanzadoras, brillantes y radiantes! tropezar y volver a levantarse... SIEMPRE!

Salón de sol dijo...

Vive, aprendiendo siempre, con tu sonrisa por bandera...
Besos wapetona.

Mond dijo...

"In teaching you will learn and in learning you will teach"... eso dice Phil Collins en Tarzan. Así pasa, al enseñar aprendemos y al aprender enseñamos. Gracias por escribir y enseñarnos algo mientras tu aprendes.

CinQue dijo...

Palbras muy lindas y ciertas, espero que estes mejor, te dejo muchos besos...

Muaaaaaaa.

Isthar dijo...

Qué hermosas palabras, y qué importante no olvidarlas :)


"Trabaja como si no necesitaras dinero.
Ama como si nunca te hubieran herido.
¡Baila como si nadie te estuviera viendo!"


Un abrazo muy fuerte

popi dijo...

Hola niña! Mira... imagina un paraguas enorme de esos familiares, de esos para cabezones. Ahora pon debajo de él a dos personas, las que tú quieras, bueno no, elige a una, porque la otra eres tú. Acto seguido( si, quiero ser profe, se nota?) convierte el mango del paraguas en un saxofón que no desentone en cuanto a forma, vaya, que sea proporcional. Imagínate a los dos habitantes del paraguas tocando un teclado musical arqueado hacia arriba, por supuesto, un teclado con forma de sonrisa. Si visualizas todo como tú sabes, con la imaginación que tú sabes, descubrirás que las cabecitas son los ojos, el mango del paraguas la nariz, y el teclado una enorme sonrisa. Ahora ya puedes tocar y crear una bella y alegre melodía. No estés triste jotera. Sonríe, como tu nos dices, siempre. Un beso enorme, capullina.

Ana R dijo...

Todo lo positivo, es cuestión de saber apasionarse, sí...

Un abrazo y gracias por visitar mi blog

TINTA DEL CORAZON dijo...

Me encanta verte de pie.
Con la sonrisa como escudo y tu ternura como espada.
Dicen que la sonrisa cuesta menos que la electricidad y da mas luz.
te spero siempre.
cariños.

susana dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras de animo...besos su

Cesar Vo dijo...

Vida, todo eso se llama vivir!

Vivamos.

Un Abrazo,
CV

carlos martinez dijo...

A las 4 de la madrugada no creo que se te ocurrieran esas palabras maravillosas....porque de ser así te ruego que no duermas. Esque estoy en edad de aprender ¿Sabes? tesoro.

El Dunedain 13 dijo...

Precioso! Lo escribiste tu?
Muxas veces estamos tan concentrados en los problemas que no nos damos cuenta de la vida. Es como si pasase ajena, pero luego miras atrás y piensas: ¿qué he hecho con ella?

Precioso. Evocador