mayo 24, 2007

InViSibLe


Como cada día, la dulce niña se dirigía a jugar a su habitación, le encantaba sentar y reunir a todas sus muñecas para merendar mientras les cantaba. Pero esa tarde la puerta de su cuarto se abrió como nunca antes lo había hecho, en ese instante supo que pasaba algo y que no era bueno…

Su hermana la sentó en la cama, y mientras con su mano acariciaba su rostro, intentó explicarle lo que estaba ocurriendo, escuchó sollozos y gritos. Ella era una niña pequeña de seis años y aunque no entendía muy bien lo que ocurría, sintió que la vida en ese momento se deshacía de repente.

Silencios y mas silencios, ese día marcó el comienzo de la invisibilidad…en ese mismo instante, sentía que si preguntaba molestaba, que si miraba importunaba, que si lloraba estorbaba, así que, sin más, decidió dejar de existir…

La vida fue pasando y la niña invisible se convirtió en una mujer demasiado sensible, vulnerable y poco agraciada. Aceptaba las decisiones de los demás como suyas propias, sentía que era mejor no decir las cosas que quería, ni dar su opinión o expresar sus sentimientos…y como si de un espiral se tratase la historia se repetía, pero esta vez con ella como protagonista.

Volvieron los gritos, sollozos, golpes…pero a diferencia de cuando era niña, ahora era ella quien sufría en su cuerpo, en su alma y en su ser. Ahora le tocaba a ella maquillarse los golpes…¿Culpa?, ¿Ira?, ¿Dolor?, ¿Temor? Sentía que era un espectador de su propia vida.

Pero un día algo cambió vio reír a alguien por la calle, sin pudor, sin temor...¡¡LIBRE!!

Cuando llegó a su casa se miró al espejo, en ese instante dejó de ser invisible, pero encontró la imagen de una mujer triste y gris, presa de su pánico y angustia. Inventó mil caras delante del espejo, pero ninguna le satisfacía.

Comenzó a llorar, como nunca antes lo había echo, sentía, sentía su alma presa, su dolor, sus miedos…pero también empezó a crecer en ella una pequeña esperanza, el recuerdo de una sonrisa liberadora…se miró al espejo y se sintió bella, una hermosa sonrisa brotaba de sus labios.

- ¡mereces la pena! ¡ eres valiosa! ¡ eres importante! -Se dijo a si misma.

Y por primera vez en su vida, tomó una decisión, cogió sus maletas y se fue, sin mirar atrás, sin dejarse embaucar… Por primera vez se sintió mujer y libre, sin ataduras que la oprimiesen y con algo muy importante:

¡DEJAR DE SER INVISIBLE!


powered by ODEO

17 comentarios:

txusman dijo...

esto que está pasando (que ha pasado siempre y que pasará) tiene una dificil solución y tampoco tengo claro que se quiera solucionar.
Las instituciones por falta de "medios",los "medios" de comunicación por interes(esto vende mucho y bien),
nuevas gentes con culturas que degradan a la mujer(y el que no lo vea es por que se hace el ciego), ni nosotros mismos, que no somos capaces de denunciar, por eso de no meterse donde no me llaman...
la hipersensibilad ante este problema todavía no es suficiente, mientras no cambiemos de forma radical cosas a las que damos la espalda... cosas que en en un espacio como es internet, donde parece que existe "cierta" libertad
no me atrevo a mencionar por los calificativos que me pondríais...
yo jamás tiraría la primera piedra a nadie... ni la segunda... ni la última... jamás.

TOROSALVAJE dijo...

Otro beso Susana.

Silencio.

carlos martinez dijo...

Una cosa es jugar a ser invisible y sentirlo. Es muy de la infancia, pero después uno descubre que no existe esa invisibilidad y que además te ve quien menos deseas y sin embargo crees ser invisible para el resto. Yo lo veo como una especie de vergüenza ajena.
Quien se debe avergonzar es quien hace el mal, ese si que se quiere hacer invisible. Y sin embargo es a quién hay que descubrir y mostrar.
La victima bastante tiene con serlo como para encima desaparecer. NO ES CULPABLE, NUNCA LO ES Y POR LO TANTO NO TIENE PORQUE ESCONDERSE NI DE QUE AVERGONZARSE.
Fuera los burkas.

Norma dijo...

Carlos, así es como debería ser, pero mucho mejor huir, esconderse y vivir... que luchar en inferioridad de condiciones y dejar hijos huérfanos.

Un abrazo a todas las que cojen las maletas y construyen una nueva vida para ellas y los que las quieren.

Y un beso enorme para ti, Su.

dalr dijo...

Hay por delante muchísimo trabajo por hacer. Pero mientras haya gente como tú, que se empeña en regalarnos sonrisas a diario, habrá una esperanza.

MentesSueltas dijo...

Desde el frío de mi Buenos Aires querido, dejo un abrazo con todo mi calor.
MentesSueltas.

donde duende??? dijo...

Estoy con Norma¡¡¡
Besitos y luego vendre a coentar otra vez¡¡¡
Besitos Sunrientes¡¡¡

susana dijo...

CADA DIA ES UNA NUEVA ESPERANZA, ABRIR LOS OJOS Y ESTAR VIVO, ES UNA ESPERANZA, VER SONREIR A ALGUIEN, ES ESPERANZA...CONFIANZA PORQUE HAY ESPERANZA

BESITOS A TODOS

ALBERTO LÓPEZ dijo...

La verdad es que nunca es tarde para un cambio o un nuevo comienzo.Muchas personas han aguantado carros y carretas en otros tiempos en los cuales dba igual lo que sintieran o llevaran dentro ya que ni tan siquiera tenian derecho a exteriorizarlo.

alex dijo...

Cuantos besos, cuanta gente que te aprecia, da gusto entrar aqui y ver tanto buen rollo, sobre todo desde la ofi cuando hechas horas sin que las paguen...jejeje Bueno que darte las gracias por sacarme del letargo de estar entre tantos numeros y papeles para dejarme envolver por tus palabras que afortunamente son mas agradables pese a que a veces sean duros, que estar encerrado en el despacho de la ofi.
Una sonrisa guapa

fire dijo...

Que lindo Su.....
lo he leido al ritmito de la musica y ha sido un momento "guay"....
ojala todos nos sintieramos siempre libres...pero hay tantas carceles!!...de tantos tipos...!!!
no solo las rejas encarcelan....
tambien encarcela el miedo, la cobardia, incluso el cariño, ...k si...que tambien constrimos carceles por cariño hacia las personas que conviven con nosotros...

un beso cielo

Vane dijo...

Bonita y triste historia. Por desggracia muy actual en el hoy en día.
Besotezzzz

Jenipher dijo...

Mmmm...

Pero es difícil hacer maletas y buscar el nuevo horizonte... aún cuando tengas las ganas de hacerlo...


Es difícil, hay tantas cosas que enredan las decisiones...


Besos Su...

Irene dijo...

Hola Susana, a mi me da rabia también que pasen estas cosas. Yo también leí la noticia y me horroricé. El problema es que cada día leo una noticia parecida. Llega un momento que están consiguiendo que un terrible suceso me parezca...natural. Algo que ocurre todos los días y que además nadie hace nada ni tiene solución. En vez de leer "mujer asesinada" o "ya van no se cuantas mujeres asesinadas en un año" (las cuentan :S) me gustaría leer "hombre violento es encerrado en prisión durante 30 años por haberle puesto la mano en cima a su mujer", "la familia de una víctima se toma la justicia por su mano, agarran al agresor y lo capan" o aún mejor "Se ha creado una nueva ley que dice que todo hombre o mujer que agreda a un semejante será puesto en una lista negra que le impedirá vivir en la ciudad, tener un trabajo digno y abrir una cuenta en un banco."Ya veríamos qué rápido se acababa todo, cuando se vieran perseguidos, encarcelados y privados de todo.
En fin, por soñar que no quede. Así me libero de la rabia.
Besitos

Conciencia Personal dijo...

Susy:

Camino entre tus letras visible, visible, nunca invisible, para preguntarte si has leido a la escritora Clarice Lispector (Ucraniana, pero más brasileña) tu estilo literario en la narración del cuento semeja mucho a ella, a su estilo. Debes de sentirte satisfecha y orgullosa, ella es, aunque ya murió, una escritora de sol de justicia, de verdades francas y sinceras, de lenguaje fresco y cristalino. Suelta esa pluma, que fluya, fluya sin treguas, fuera lo invisible y entreganos más de lo que estás logrando, te lo digo de corazón y sinceramente. Me encantó la conjungación de tiempos y ese desenfado de querer ser, ser siempre, y nunca es tarde para lograrlo.

Besos literarios, Monique.

susana dijo...

Gracias a todos por aportar vuestras opiniones, rabias contenidas en palabras y deseos de que todo esto, que vemos dia a dia, cambie. Los cambios empiezan de adentro hacia afuera, si uno cambia y comparte su perspectiva, el que tiene a su lado la escucha y quizás, solo quizás podamos ir cambiando las cosas.

BESOS A TODOS, SU

susana dijo...

Uy jaja he dicho adentro y afuera jajaja mi payasa canta una cancion así y ya mezclo las palabras, de dentro hacia fuera...jijiji