junio 18, 2009

Pequeño y gran corazón



Creía conocerse...estaba acostumbrado a tener el control de lo que le rodeaba, pensaba que ya había visto todo más sin embargo, la vida da muchas vueltas y todos terminamos descubriendo otras facetas nuestras que nos sorprende y atemorizan.
Pero una tarde sin saber como ni porque, comprendió que su corazón latía, aquél que el ya pensaba no existía, latía...cuando miraba emocionado las estrellas o se acurrucaba y escuchaba esa canción que derrochaba ternura, perdido y tan pequeño ante la inmensidad de aquello que todos llamaban sentimientos.
Algo dentro de el se movió y esas sensaciones se hicieron tan potentes que arrebataron de sus manos el control que siempre había poseído...casi podía volar sobre este nuevo corazón que corría como loko, entonces cerró los ojos y se dejó llevar...y se descubrió a si mismo sonriendo, viviendo, sintiendo...


12 comentarios:

zanawsina dijo...

Creía que te habías asustado ante mi nueva presencia, me alegra saber que estaba equivocada.

Siempre redescubrimos nuestras sonrisas ;)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
juan rafael dijo...

Nunca se habrá visto todo ni se podrá ver: saberlo ya es un paso y ganas de avanzar.

Estela dijo...

eso es bueno la ilusion se recupera y el corazon vuelve a latir muy fuerte y con muchas ganas.. me alegro de que estes mejor...no te veo tan triste..

Un abrazo!!

TORO SALVAJE dijo...

Hola niña.
Encantado de volverte a leer.
Espero que estés bien.
De corazón.

Besos.

B dijo...

Es verdad, no paramos de conocernos y descubrir cosas nuevas. Es la magia de crecer!

Mond dijo...

Si el corazón no deja de latir... es lo que nosotros quisieramos a veces, cuando llora, cuando sangra por heridas profundas, pero ahí sigue, latiendo, sintiendo... siempre.

TINTA DEL CORAZON dijo...

HOLA SU, ESTOY EN CAMA CON FIEBRE,SOLITO Y UN POCO ASUSTADO. QUE SUERTTE QUE REGRESASTE TAL VEZ ME CUREN TUS SONRISAS

P. Vargas dijo...

Hola Su! El corazón sigue allí, con fuerza latiendo, aunque a veces creamos que no... por eso volvemos a sonreír, por que él late...

Cuidate amiga, un abrazo!

Sihri dijo...

Hola Susana, bienvenida de nuevo. Hay gente que se cree que con los años, las vivencias, etc. uno pierde sensibilidad, pero yo opino que no es así, si tu le dejas el corazón late, ... no para de latir, hasta a veces hay que frenarlo y no por gusto, jeje !! aunque no es para reir a veces es para llorar. Pero bueno hay que dejarlo y sentir que es lo que nos hace estar bien y notar que estamos vivos.

Que vaya muy bien!!

atikus dijo...

mientras el corazón siga latiendo todo va bien ;)

besitos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.