mayo 19, 2010

Cambiando el rumbo



Ella vivía rodeada de libros. Cuanto libro pudiera leer sobre cualquier tema, cualquier cosa , lo absorbía como una esponja. Necesitaba estar aprendiendo algo todo el tiempo. Porque el conocimiento era poder y eso significaba que sobreviviría.
Significaba que se haría fuerte e invencible, por ello devoraba química,idiomas,derecho, física, matemáticas,filosofía, literatura...todo con tal de protegerse de posibles daños.
Hasta que un día se sorprendió a si misma soñando con las cosas que leía, había vivido tan absorta en empaparse de paginas y paginas... que se olvidó de que puedes poseer mucho conocimiento, conocer muchas lenguas, aprenderte de memoria rimas increíbles, saber la formula exacta para hacer burbujas de jabón impresionantes o conocer los ingredientes y la elaboración de mil platos típicos de diferentes países, pero si no tienes con quien hablar esos idiomas, ni a quien emocionar con esas rimas, ni con quien jugar con las pompas de jabón, o degustar esos magníficos platos, de nada te sirve.
Comprendió que en vano acumulas tanta información si no la vives, si no sientes...entonces decidió que quería compartir su vida con alguien, reír con él, quedarse despierta hasta altas horas de la noche conversando, o simplemente permanecer sentados uno al lado del otro en silencio y sentirse en paz. Quería amigos con los que jugar al risk, con los que viajar , hacer gazpacho para cada uno de ellos y discutir sobre mil temas diferentes y terminar riendo... entonces comenzó a vivir , sentir, vivir...

12 comentarios:

juan rafael dijo...

Gazpacho ¡que bueno para el veranito!

A mi me gustaría ir a Córdoba a comer salmorejo.

TORO SALVAJE dijo...

Compartir la vida.
Pero hay que elegir bien.
A veces es mejor la soledad que la mala compañía.
Ya lo sabes tú.

Besos.

Belén dijo...

Es curioso, el lunes hablábamos de cambios, y había gente que no le gustaba para nada los mismos, con lo que me gusta de vez en cuando hacer virajes...

Besicos

Jauroles dijo...

Exacto! Es malo encerrarse tanto en la tele, consolas, internet, e incluso en libros... La vida está ahí fuera!

Besos.

Nicolás dijo...

Muchas gracias por el comentario.
El ejemplo moral solo pretende explicar la importancia que puede tener el cumplimiento de una obligación. Para los que no consideran obligación ejercitar el derecho al voto.

Letizia dijo...

Yo creo que he elegido bien: soy princesa.

Besos de Princesa

Anónimo dijo...

SIEMPRE TENES COSAS POR COMPARTIR MUY INTERESANTES, JEJE HASTA LA SOLEDAD ES BUENA COMPAÑERA SOLO QUE HA VECES ES INCOMPREDIDA BUENO ESTARE CON ELLA UNOS DIAS SALUD

Lucía dijo...

Seguro que, entonces, la chica será la mar de interesante.
Un texto precioso, una canción preciosa!
Un beso!

txusman dijo...

... y volvío a leer? de aprender de las letras?... cuidado con perder ciertas costumbres....

P. Vargas dijo...

Que buen post, y que buena esa canción, concuerdo contigo, la teoría es importante, pero nunca podrá superar a la práctica. A veces es necesario dejar tanta lectura, y mandarse al agua, sin miedos y sin temores...

Saludos amiga, un abrazo!

Vane dijo...

Muy cierto!!! Gracias por estas palabras!! soy de esas personas que piensan justamente el aprovechar cada oportunidad para saber algo mas... y sin duda es muy bueno... pero de nada sirve guardar todo esto en un cajoncito...
Un abrazo!!

minino dijo...

sentir... el mejor consejo para la vida, Susana... ser un ratón de bilioteca no está mal, pero mejor si además vives... cordiales maullidos...