mayo 12, 2010

Revivo cuando me pongo mi nariz roja...


Porque los payasos no sobreviven... VIVEN!
Porque los payasos no quieren... AMAN!
Porque los payasos no anhelan... ACTUAN!
Porque los payasos no hablan... SIENTEN!
Porque los payasos no son perfectos, PERO LO SON TODO!!
Y POR ESO NOS REIMOS, LLORAMOS, RENEGAMOS, ALUCINAMOS..

POR ESO LOS PAYASOS SON LOS MAESTROS DEL FRACASO 
Y POR ESO TAMBIEN LOS MAESTROS DEL EXITO... 
Y POR ESO LOS MAESTROS DE LA VIDA.. 
PORQUE SE ATREVEN A DECIR SI, SE ATREVEN A SER TOTALES, 
A ESTAR VIVOS, SIN MIEDO, Y AUN CON MIEDO LO HACEN...


Y aquí os dejo a una payasa que me encanta...disfrutadla

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que profesión más hermosa.
La mejor de todas.

Besos.

P. Vargas dijo...

Hola Su! Me gusto mucho tu post, no se si recuerdas, pero una vez te había comentado que yo también había sido payaso, por el trabajo y otras cosas, me aleje bastantes años, pero confieso, que igual que vos, revivo cuando me pongo esa nariz roja en un pequeño anfiteatro construidos en medio de la calle, es extraño de explicar, pero así sucede...

Un brindis y un aplauso por quienes hacen hasta lo imposible por robarnos una sonrisa. Por los payasos del mundo. Salud!

NORMA SANTOS dijo...

Hola wapa, gracias por tu comentario en mi blog. Muy acertada tu entrada...ja,ja,ja...payasos, ¿de qué me suenan?
Un abrazo maja.

Belén dijo...

La nariz no es más que una sonrisa... y una máscara que nos puede ayudar a que los demás vean algo de la vida que de normal no ven...

Besicos

juan rafael dijo...

Debe ser como una metamorfosis.

Las transformaciones positivas mueven montañas.

Jauroles dijo...

Geniales los payasos! Yo lo soy un poquitín ;)

Saludos.

yraya dijo...

Una profesión a la que le tengo mucha admiración.
El vídeo genial!!!
Besitos

Sihri dijo...

Estar encima de un escenario siempre es agradable, pero sacar una sonrisa a los demás eso ya debe ser insuperable.

Felicidades!!!

Popi dijo...

Hola payasa. Estoy acabando de leer Opiniones de un payaso, y si no lo has leído ya tardas. Es de Heinrich Boll, todo un premio Nobel, aunque no sé si eso es garantía de calidad. A mí me lo recomendó una persona con gustos afines. De momento me encanta.
Sonríe jotera bella, sonríe con tu nariz roja. No te la quites nunca.
Mua!

Mond dijo...

Como me gustaría que estuvieras en México para que actuaras y amaras a mis niños :)

Mond dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con JUAN RAFAEL.

Masakoy dijo...

Me alegras qeu hayas vuelto, mi simpática alegría.

Hasta el infinito y más allá