marzo 11, 2014

¿Hablando al viento?


Desde hace muchos años tengo una relación intensa con Dios, desde  mi adolescencia decidí abrirle mi corazón y reconozco me costaba mucho cuando alguien me hablaba de él como un padre que quería cuidar de mi yo me crié sin un padre que me amara y me acunara, por eso me costaba tanto creer en ello , pero aún así yo decidí examinar mi caminar e intentar dar amor, alegría y ternura a los que me rodean,dar oportunidades y perdonar fuese lo que fuese lo acontecido, siempre hubo preguntas en mi interior sobre miles de cosas que no entendía, cosas que te preguntas cuando consideras las cosas que has vivido, cuando miras la mochila que va poniéndote en la espalda la vida, pero yo simplemente aceptaba que algo me querría enseñar, que tenia que examinar todo lo acontecido y quedarme con lo bueno como dice la biblia. Y así el tiempo iba pasando , la vida no fue un camino de rosas pero iba caminando día a día, también tuve mis hijos , los crié dándoles amor, respetándolos como personas, intentando ser una buena madre, enseñándoles que Dios era un padre bueno que cuidaría de ellos y que aunque no le veían podían sentirle en sus corazones, como se siente el amor que no tiene forma pero lo notas. Pero reconozco que en los últimos tiempos mi perspectiva sobre el  ha cambiado, no porque la vida haya sido peor o mejor, ni porque hayan ocurrido muchas cosas en ella que hicieron tambalear mi fe, no, simplemente no le entiendo, no entiendo nada de lo que hace, no entiendo sus planes, no entiendo sus propósitos, no entiendo el porque de las cosas y cada día que pasa añado a mi mochila mas interrogantes y cada vez más grandes, sé que existe, sé que está ahí, pero no entiendo en absoluto nada de su proceder. Y os preguntareis el porque os cuento esto después de tanto tiempo escribiendo aquí, pues porque hoy mi hijo de once años, mientras yo escuchaba las noticias me contó de una niña de su misma edad de la voz kids que ha fallecido de cáncer, me dijo que ella había sido seleccionada para pasar de fase en el concurso y que estaba muy contenta, pero lo que me ha dejado tocada ha sido la pregunta que me ha soltado  después de contármelo..."¿mama porque Dios permite que una niña con tantas cosas por hacer y con tantas ganas de vivir se muera así?" y yo, me he quedado muda, no sabía como responderle, sobre todo porque ha llegado un momento en mi vida que no se siquiera respondermelo a mi misma, así que solo he alcanzado a decirle que no lo se que yo también me lo pregunto, cuando en otros momentos quizá le hubiese dicho algo que hiciera parecer menos dura mi respuesta, lo más triste es que me he quedado con esta sensación de desamparo que últimamente me embarga cuando pienso en mi papa Dios.

)

2 comentarios:

Bikain dijo...

quizás sea para convertirlas en estrellas y las deja en el firmamento para ver nuestra pequeñez y al mismo tiempo recordarnos q no estamos solo :-)

1/JSpan_PESO dijo...

No creo en un Dios vengativo, rencoroso o justiciero.
No creo en un Dios entre cuatro paredes, llámalo mezquita, iglesia, sinagoga...
No creo en un Dios hecho por los hombres, para los hombres.
No creo en un Dios sexista y xenófobo.
No creo en un Dios intervencionista que controla y administra la vida y el destino de nadie.
El libre albedrío, es lo que a mi entender nos hace a todos un poquito Dios, y todos tenemos el poder de evitar desgracias y penurias a los que nos rodean, otra cosa es que no sea rentable...
Si uno reza, creo debería hacerlo hacia adentro, por que eso es lo más cerca que uno puede estar de Dios.
Un beso desde Alicante.
Como siempre, un video...

https://www.youtube.com/watch?v=RIMUh_AR-EE