marzo 24, 2020

Cuarentena

Ahora mismo estoy sentada delante de mis acuarelas, las gotas de lluvia toquetean con alegría el cristal de mi ventana  mientras Otis Redding canta de fondo sensualmente. Parece que todo siguiera igual que cuando comenzó este 2020 lleno de expectativas e ilusiones, pero no es así, la inquietud está en los dinteles de las puertas, el miedo vuela libremente por las calles ahora desiertas y las familias se confinan en sus hogares durmiendo inquietas masticando sus desvelos por no saber que pasará mañana. Las horas pasan arrastrándose lentamente por el pasillo , me agotan las noticias oscuras llenas de lágrimas más que él no poder pasear libremente por la calle , esperando que salga el sol de un nuevo día mientras doy gracias por la familia que tengo, por las risas , los abrazos y los muchos momentos que pasamos siempre juntos, que es lo que de verdad importa.

"A final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años."



4 comentarios:

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

Todos estamos igual en esta cuarentena, ojala y pronto pase todo y salgo bien esto, saludos.

Perro verde dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Perro verde dijo...

Comenzó a llover y tras mí ventana veía como las ramas de mi buganvilla se agitaban...parecía que el viento y las nubes estaban anejo a todo confinamiento...me llegaba una sentimiento de tranquilidad al ver que parecía todo como antes...el viento,las gotas de lluvia en los cristales,mis geranios pidiendo ser regados por el cielo...un pájaro parado en un alambre ..el gato negro que transita por aquí esperando algo de mi comida.... no se, sino fuera por mis pelos montando en mis orejas.. todo parecía igual que siempre....

Enrique Girona dijo...

Pues sí, ciertamente, estamos viviendo unos lacerantes tiempos. Menos mal que siempre queda gente que ilumina las jaulas con sus emociones. Un abrazo.

www.enriquegirona.com